viernes, 5 de septiembre de 2014

MEDIDA ........... EJEMPLAR ........... A IMITAR !!!!!!!!!!!!!!!!


                        

El club de Porto Alegre fue expulsado de la Copa Brasil por los insultos racistas que su torcida le dedicó a Aranha, el arquero del Santos. Además, hubo multa económica y una chica que le gritó "macaco" fue echada de su trabajo. Escándalo.




Una sanción histórica y ejemplar se acaba de conocer en el fútbol brasileño: Gremio de Porto Alegre fue expulsado de la Copa Brasil debido a que sus hinchas le dedicaron insultos racistas (le gritaron mono y macaco) a Aranha, el arquero del Santos, en un partido disputado el pasado 28 de agosto por los octavos de final de dicha competencia. El Tribunal Superior de Justicia Deportiva decidió, por unanimidad, echar al club tricolor de la Copa y darle la clasificación al Santos a la siguiente ronda. Además, Gremio deberá pagar una multa de 23.000 dólares. El escándalo es el tema más importante del fútbol brasileño por estos días.
La fuerte sanción tiene como objetivo evitar este tipo de incidentes discriminatorios, que suelen ocurrir seguido en Brasil. Además, en el caso del Gremio, existen antecedentes ya que en un partido disputado en marzo de este año, su torcida le gritó insultos racistas a un jugador de Inter, el clásico rival. En aquel momento, la dirigencia lo justificó como un hecho aislado, pero lo que ocurrió ahora con Aranha terminó por convencer a las autoridades de que se necesitaba un castigo ejemplar.
El árbitro del partido, Wilton Pereira Sampaio, tampoco se salvó. Como en un primer momento no atendió el reclamo de Aranha, la Justicia Deportiva lo suspendió por 90 días para dirigir. Y el caso trajo más consecuencias: en un video se observa a una chica que desde la tribuna le grita "macaco" (mono en portugués) al arquero. Una vez que se difundió la imagen, esta simpatizante fue echada como socia por el club y hasta perdió su trabajo de odontóloga en una clínica. A su vez, los hinchas que fueron identificados insultando a Aranha también fueron suspendidos para asistir a espectáculos deportivos.
El Gremio, que es dirigido por Felipao Scolari, piensa apelar esta decisión inédita tomada por la dirigencia del fútbol brasileño.
PERDON .......... HERMANOS BOLIVIANOS ..........  POR DECIRLES .......  BOSTEROS ...... MIL PERDONES !!!!!!!